¿Y qué pasa si la duquesa de Alba se casa?
Desde que se hizo público hace un par de meses que la duquesa de Alba y Alfonso Díez iban a casarse no han parado de chorrear críticas para todos los gustos, pero es que ayer desde las horas previas a la boda hasta que se vieron todas las imágenes no han dejado de criticarla y de hacer chistes demasiado ofensivos en muchas ocasiones. Conste que yo he sido una de las que ha subido algún que otro chiste a Twitter, pero todos ellos con sentido del humor y no ofensivos como muchísimos otros.

Pero a lo que voy, la gente que critica tanto la boda, que la critica a ella, que dice que menudo show se montó, que eso no es amor porque ella es muy vieja, que si no por qué se le da tanta importancia… exactamente, ¿cuál es el problema de esa gente? En primer lugar, la señora puede hacer lo que plazca que para eso es su vida y está en plenas condiciones mentales como para tomar esa decisión sin que nadie pueda impedírselo. En segundo lugar, el show lo monta la gente que va a verla a ella, no lo monta ella ni por mucho que se eche un baile al salir de casarse.

También creo que sobra el argumento de “con lo vieja que es se muere en dos días y él se hace rico, eso no es amor”. Vamos a ver señores, a esa edad, especialmente a la suya, lo que de verdad se necesita es tener una persona a tu lado que te vaya a acompañar hasta el fin de tus días, todos sabemos que no habrán pasado una noche lujuriosa pero ¿y qué?. Lo que sí sabemos es que los pocos años de vida que le puedan quedar a Cayetana de Alba los pasará al lado de una persona que la quiere y la respeta, y solo digo que ojalá todos pudiéramos llegar al final de nuestra vida así.

Por último, a quienes dicen que por qué se le da tanta importancia, la importancia no se la da ella, se la dan todos los que hablamos de ella, todos los que hacen cola durante horas para verla y todos los medios de comunicación que montan guardia para no perderse ni una imagen. Todos somos los responsables de que cualquier noticia tenga importancia.